Red Faction: Guerrilla (ANÁLISIS PS3)

logo
Otro sand-box nuevecito al que tenía ganas de jugar y gracias a THQ he podido hacerlo. Ahora, después de haberlo completado, creo que ya estoy capacitado para analizarlo.
FICHA TÉCNICAcaratula

Nombre completo: Red Faction: Guerrilla

Género: Sandbox

Desarrolladora: Volition

Distribuidora: THQ

Plataformas: Xbox 360, PlayStation 3, PC

Plataforma analizada: PlayStation 3

Versión analizada: PAL Esp

Precio: 64′95  €

Edad recomendada: +16

Año de publicación: 2009

Página oficial: Red Faction: Guerrilla

Otra información: Totalmente en español

ANÁLISIS

El juego nos traslada a Marte, planeta al que acabamos de llegar gracias a las promesas de una vida mejor hechas por nuestro hermano (sí, en un principio es muy al estilo de GTA IV, pero a pesar de una premisa inicial casi idéntica, nos encontraremos con una historia muy diferente). Una vez llegamos allí, veremos que no todo es tan perfecto como parecía, ya que las cosas no son tan diferentes a lo que el protagonista vivió en la Tierra. Cuando tomamos el control del personaje, nuestro hermano nos llevará a un centro Ultor abandonado para “saquearlo” y conseguir chatarra. Por desgracia, los militares nos atraparán “con las manos en la masa” e intentarán detenernos, aunque nuestro hermano saldrá corriendo con un nefasto resultado. A partir de este punto, nuestro personaje se alistará en un ejercito popular (denominado Guerrilla) que lucha para liberar Marte de la opresión a la que está sometido por parte del gobierno.
control
Esta historia, que pese a no ser una obra maestra cumple el objetivo de mantenernos delante de la pantalla para querer saber cómo continúa, se va narrando mediante unas divertidas (y relativamente variadas) misiones principales.  El problema de estas misiones principales es que, para poder jugarlas, antes debemos desbloquearlas. Para poder hacerlo, debemos haber completado las anteriores y eliminar el control del EDF (los militares a cargo del gobierno) sobre una zona. Para hacer esto último, debemos destruir estructuras de éstos (ya sean los objetivos tácticos o con las pequeñas propiedades) y realizar acciones guerrilleras (que no son nada mas que misiones secundarias bastante repetitivas, por cierto). Estas misiones secundarias son interesantes al principio, pero rápidamente perderemos el interés en ellas ya que no aportan nada a la historia del personaje y, salvo 2 o 3 tipos, se hacen bastante pesadas. Además, el juego es bastante largo (a mi me ha durado más de 15 horas) y su ambientación dividida por zonas me ha gustado mucho…
electricidad

Como habréis leído en el párrafo anterior, he dicho que podemos destruir edificios importantes para nuestro enemigo con tal de bajar su presencia y poder en una zona, pero no acaba ahí: podremos destruir (casi) cualquier estructura que encontremos (exceptuando algunas “necesarias”, como determinados puentes “irreemplazables”) con un arsenal amplio (cerca de 20 armas distintas) que se puede ir desbloqueando y mejorando gracias a la chatarra que encontremos y/o ganemos en las misiones.

fabrica

Y, además de las armas, podremos causar el caos con varios vehículos (algunos presentan un diseño fantástico, mientras que otros son horribles). Estos vehículos tienen un sencillo control que responde realmente bien, aunque se echan en falta vehículos no terrestres (hay varios “coches”, “furgonetas”, algún tanque, entre otros, pero no hay vehículos aéreos). Otro “fallo” que le veo a los vehículos (que no es que sea muy importante, pero me ha sorprendido negativamente) es que apenas se rompen visualmente… ¿Cómo puede ser que se destruya de una forma realista casi todo el escenario pero a los coches apenas se les rompan los cristales?

generadores

Todo esto se presenta con un apartado sonoro bueno, con variados efectos sonoros y una BSO bastante épica que ayudará a adentrarnos en la acción. Gráficamente también destaca por el modelado de los personajes bastante bueno (el mejor es el del protagonista, aunque hace falta decir que los NPCs parecen clones unos de otros) y todo el juego se mueve con soltura (incluso en medio de auténticas batallas campales entre guerrilleros y el EDF en la que nos vemos involucrados y acabamos arrasando con el escenario). La distancia de dibujado también es muy lejana, y problemas como el poppin son muy poco presentes (solo en contadas ocasiones nos daremos cuenta de que en la lejanía aparecen objetos de la nada, ya que generalmente aparecen de la niebla de una forma disimulada). Eso sí, no todo es tan bonito como parece, ya que el juego recuerda muchísimo a Sain’s Row (que no tiene porque ser una cosa mala) y acarrea algunos de los mismos defectos gráficos de que adolece SR: el nefasto sistema de carga.

puente

Además de todo esto, el juego viene acompañado de unos divertidos modos on-line, que van desde el típico todos contra todos hasta modos de destruir/proteger diferentes estructuras. Contaremos con las mismas armas que en el modo individual y varias mochilas de mejora (jetpacks, kits de cura, aceleradores…). Aunque eso sí, cuando lo probé le costaba bastante encontrar partida, pero no sé si es por culpa de que el servicio “es malo” o es porque apenas juega nadie al juego. Eso sí, un modo cooperativo no hubiese estado nada mal…

NOTA: 7’5

LO MEJOR:

– Misiones individuales divertidas y variadas

– Bastante largo

– Cada zona tiene una ambientación distinta que la hace única

– Modos on-line bien estructurados y divertidos

– Gráficamente luce bien, al igual que su apartado sonoro es bueno

– Escenario (casi) destructible en su totalidad

– Variedad de armas y vehículos

LO PEOR:

– Las misiones secundarias son bastante sosas y repetitivas

– Puestos a pedir, la falta de modo cooperativo

– Algunos diseños harán que nos sangren los ojos

– El sistema de carga es muy malo, al igual que la sensación de eliminar clones no es muy agradable…

CONCLUSIÓN

Un buen sand-box, con opciones muy interesantes, aunque tal vez recuerda DEMASIADO a Saint’s Row.

Si os gustan los juegos de acción directa, esta es una muy buena opción gracias a la duración que tiene, los modos multijugador (muy entretenidos) y la diversión “a lo cafre” y sin complicaciones que ofrece.

ANÁLISIS DE SCOPE131 PARA LOS BLOGS “SOY UN JUGÓN” Y “FIN DE LA PARTIDA

3 comentarios

  1. No está mal el análisis, quizás algunos detalles más a mencionar…

    Solo matizar que no entiendo la manía actual de valorar negativamente a loa juegos que no llevan cooperativo.

    Desde los tiempos de la Atari 2600 ha habido juegos en solitario y para dos (huy… que mal ha sonado eso XD), no veo porque no debería seguir así.

  2. Buenos dias wabo. Primero te quisiera agradecer el interes mostrado al leer y comentar el análisis.

    Y sobre lo que dices de valorar negativamente por no tener cooperativo, simplemente lo he dicho porque el juego podría “permitírselo” ya que en casi todo momento estás acompañado por guerrilleros (uno de estos podría ser tu compañero sin “estropear” la experiencia ni la historia).

    A mi parecer, este juego PODRÍA tenerlo, pero no lo han puesto, mientras que otros del género sí, como por ejemplo Crackdown y Saint’s Row 2 (estos dos juegos son del mismo género y estilo, ya que los dos son de acción frenética, mientras que otros como GTA IV no tienen pero no encajaría tan bien por ser menos cafre y, en muchas ocasiones, estás solo en las misiones).

    Por último, si te fijas en mis análisis, aunque muchos juegos no tienen cooperativo, no lo menciono como punto negativo. Sólo lo hago en los que me parece una característica que podría ser muy interesante y no está allí.

    Además, me gustaría recalcar que ESTA es mi opinión, y no tenéis porqué coincidir con ella… 😉

  3. Hofcors 😄

    Fuera ya de críticas, una cosa razonable, pero que me hubiese molado que incluyesen, es que también el terreno pudiese ser destruido como lo son los edificios.

    Una forma de crear “limites” podría ser… yoquesé, poner un subsuelo de diamante 😄 o algo así, pero creo que le daría un extra de “burrísmo”

    (Te tienes que infiltrar en una base enemiga y destruir un edificio… pues en vez de ir a saco, “cavas” un túnel, horadas el subsuelo bajo el edificio, y dejas que se derrumbe por un socabón…

    jeje… estaría bien 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: